El año que no hubo verano

$500.00

En stock

Compare

Descripción

Águeda Franco: ahora que estoy preso
que este homicida late consumido,
yace oxidado, occipital, confeso,
occidental, poniente, sol caído,
y parietal, decúbito, poseso
de su fatal, de su hecho renegrido,
lástima, sí, Águeda Franco, de eso
que el hombre llama crimen, de eso he sido
un elegido más, ni pan ni hueso
tengo el roer, y el carcelero, ido
en su pensar, su vuelo, pasa tieso,
talón, talón, borceguí negro, hundido
en lo betin, la sombra, fuerte, ileso,
Águeda Franco: bésote, sentido.

Juan Carlos Bustrizo Ortiz
Cárcel de Encausados de Santa Rosa, 24 de marzo.
Esquela endecasílaba para Águeda Franco,
tierna muchacha de General Pico,
escribidora de floridas cartas y de bellos poemas pintados.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El año que no hubo verano”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *